Archivo mensual: noviembre 2008

Gracias Mexico

Gran audiencia, gran país, grandes interlocutores.

Así da gusto.

Y anímense, que esto es cuestión de atreverse a hacer cosas nuevas. A darle que es mole de olla!!!

Un fuerte abrazo y muchas gracias por todo.

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Don’t be evil, unless we can earn some money

Podría dedicarme a darle un poco de caña a Yahoo por creerse la “crap” de Google, pero me sentiría como pateando un perro apaleado.

A mi, sinceramente, la decisión de Yahoo en su momento me pareció respetable. Lo gambas que se pusieron, no. Y ahora recordar los 33$ en su momento, es ventajista.

Liar,liar, pants on fire!

Liar,liar, pants on fire!

Pero creerse de verdad la filosofía de flores y pajaritos de Google, solo viendo como actúa… hay que ser un poco ingenuo, rozando con el panolismo ilustrado.

Buena suerte, Jerry.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Algo nuevo, algo usado, algo azul y algo prestado

Es tradición que las novias lleven esas cuatro cosas a la ceremonia nupcial.

Y tengo la sensación de que el comentario de Alberto de Francisco en el blog de Gonzalo, trae esas cuatro cosas.

DISCLAIMER: Me ha parecido un comentario de lo más ponderado y una persona que es amiga de Gonzalo ya tiene veinte puntos ganados conmigo, es sólo que no he podido resistirme 🙂

¡Que se besen!

¡Que se besen!

Algo nuevo: Me gusta mucho la metáfora que usa sobre la gravedad en los medios de comunicación, creo que la voy a usar profusamente a partir de ahora. Mencionaré las fuentes, como siempre hago.

Algo usado: Efectivamente, llamar publicidad personalizada a simple behavioural targeting, anuncios ajustados al vertical donde se exhiben o al tema contextual, está más visto que el tebeo.

Algo azul: (blue) Me pone triste realmente ver como se desperdician, efectivamente, cientos de miles de oportunidades de estar más cerca del cliente. Sin embargo, y lamentablemente, cuando se tienen un millón de clientes, solo cien quieren hablar contigo, el resto o te toleran, o te aman, o te dejan. La Personalización aplicada garantiza que esa gente tiene la oportunidad de ser tratada de manera diferencial aunque ellos no quieran tener relaciones directas contigo.

Algo prestado: Uno de los problemas principales de la personalización es el de la trivialización. Ocurre por dos principales motivos

a) La sinécdoque: La parte por el todo. Es cierto que la gente que imprime la foto de tu sobrina en una taza personaliza, pero al mismo nivel que mi sobrino está haciendo neurocirugía si le abre de una pedrada la cabeza a otro chaval en el cole.

b) Es una palabra que no intimida. Si en vez de personalización, habláramos de “neurocirugía endoscópica nanotubular con láseres de neodimio” la gente se sentiría menos cómoda a la hora de hablar de la Personalización. Ignoro que es lo que hay que estudiar para ser neurocirujano, pero calculo que unos buenos ocho años por lo menos. Los que yo llevo estudiando Personalización, con la desventaja de que no tengo muchos libros de referencia. De hecho, me he tenido que hacer el mío, y su pudiera reescribirlo, lo haría de 800 páginas en vez de cuatrocientas.

Con lo que curiosamente, y sin la más mínima intención de hacerlo, (Como ha quedado demostrado en su réplica posterior) Alberto se ha dejado llevar por una serie de prejuicios,

¡Y lo mejor de todo es que estamos de acuerdo!

Creo que la semántica ha hecho muchos más enemigos que las reparaciones de guerra, espero que no sea el caso y que este sea el comienzo de una bella amistad (Se camina lentamente desde el areopuerto, fundido a negro y fin)

Actualización: Que grande es Google, permite actualizar entradas diez meses después con comentarios del interfecto 🙂

2 comentarios

Archivado bajo publicidad dirigida

Sir Anthony Eden, Gonzalo Martín y el seppuku

Todo el mundo está de acuerdo en que es necesario el ahorro colectivo, pero que él personalmente gasta lo que le apetece.

Sir Anthony Eden, citado en Personalización

Gonzalo, que es mi luz y mi guía en materia de industria Audiovisual, me cita en su blog. Una vez repuesto de la agradable sorpresa, y cuando le contesto, me doy cuenta de que este tema tiene bastante más miga de la que parece.

Si le preguntas a la Industria (La que sea) como piensa afrontar el futuro incierto, el 99% te dirá que innovando modelos, abriendo nuevas líneas de negocio…

La realidad es que el 100% de ellos congelará sus presupuestos de innovación e inversión, recortarán costes y se prepararán para pasar un invierno gélido.

La cruda realidad es que la Industria Discográfica se incineró por agarrarse demasiado tiempo a un modelo de negocio que era una pura golosina y que en unos cuantos años, se echó a perder. Decidió, entre reinventarse y el seppuku, el seppuku.

Creo que la industria publicitaria ni siquiera va a tener esos años. Este año muchas compañías de todo tipo van a poder cuadrar sus números por los resultados de los dos primeros Qs.

Pero, ¿y el año que viene?

Y lo que he podido palpar a día de hoy en la industria publicitaria, en la industria del hospitality, y en general en todas las industrias, es lo mismo. Cortar de raíz la inversión en innovación, proteger capital, recortar gastos, y esperar a que arrecie.

Sin duda alguna, lo principal es mantener el kiosko en pie, por supuesto.

Pero dime, si tu modelo de negocio está agotado y tiene poco recorrido, ¿Por qué piensas que va a arreciar en algún momento? ¿Tienes esperanzas de que alguien encuentre la manera de viajar en el tiempo? ¿Eres de los que prefiere cometer seppuku antes de reinventarte? ¿Eres de los que no arriesgas hasta que alguien lo ha hecho por tí? ¿Y luego te quejas de que te ha comido el mercado y de que cuanto cabrón hay en el mundo?

Think about it.

1 comentario

Archivado bajo Players, Uncategorized

A Enrique lo que es de Enrique

Ya he mencionado en diversas ocasiones que mantengo sobre algunos temas una divergencia amistosa con Enrique Dans. Siempre de manera exquisita, no como los hotentotes que atrae que le han obligado a moderar el blog.

Sin embargo, ayer se sacó un post de la manga sencillamente magistral, que resume completamente muchos de mis sentimientos sobre la materia, y que conecta con cosas que ya planteábamos en el tema del new deal publicitario.

A mi juicio, la industria publicitaria está caminando sobre un thin ice que ya ha pisado la industria discográfica. La de agarrarse hasta la muerte a modelos de negocio muy exitosos en el pasado, pero caducos a día de hoy.

¡O-ji-to!

¡O-ji-to!

Podía volver a mencionar a Seth, sobre todo en los puntos 0 y 1, pero para completar mi día de expiación con personas con las que he tenido alguna divergencia de criterio, usaré a Pablo, y además fui testigo directo de cuando se pronunciaron:

“El año en que más facturaron las fábricas de ruedas de carreta fue el año en que nació el ferrocarril. También fue el último. Creyeron que su negocio era el negocio en que estaban, cuando en realidad era el del transporte.

Nuestro negocio es conectar con alguien, y los spots, el mailing y otros tradicionales recursos son las ruedas de carreta La cuestión básica es cómo conectar de manera corriente”

Pablo Alzugaray, en el Foro Latinoamericano de Marketing Directo e Interactivo 2008, Buenos Aires

Tengo la impresión de que la industria publicitaria se cree que está en el negocio de los anuncios, cuando en realidad está en el de la conexión. Y más concretamente, en el de la conexión personal.

Estoy haciendo muchos esfuerzos para intentar convencer a la industria de la naturaleza del cambio que viene. Os mantendré actualizados en los próximos días de como evoluciona el asunto.

3 comentarios

Archivado bajo Players, Uncategorized

We need a new deal

El New Deal (Nuevo Trato o Nuevo Reparto de Cartas, como se traduciría al español) fue un conjunto de medidas económicas puestas en marcha por el presidente norteamericano Franklin D. Roosevelt entre 1933 a 1937, para actuar de forma enérgica sobre lo que se consideraban las causas de la grave crisis económica de 1929. Esta nueva política económica se fundamentaba en el intervencionismo estatal y en la firme creencia en las teorías del subconsumo.

(De la Wikipedia)

En estos tiempos en los que se habla tanto de la necesidad de un nuevo “new deal” para restablecer la dañada confianza en la viabilidad del sistema capitalista, deberíamos plantearnos la necesidad de otro “new deal”: La del consumidor con el anunciante.

Los términos del contrato deberían ser un poco cómo estos

De acuerdo, tu ya no puedes soportar más que te ignore por completo y yo ya no puedo aguantar más lo absolutamente insufrible que te has vuelto.

Vamos a hacer una cosa: Yo, por mi parte voy a contribuir a darte información más detallada sobre mi mismo. Esa es mi parte del trato.

La tuya es: No me des la paliza si sabes que no soy tu objetivo. No sigas la lógica del spam, ellos no tienen marca que proteger y la tuya está en peligro. Y ante la duda, no me des la tabarra.

Done deal!

Done deal!

¿Trato?

Un estado final al cual aspira una empresa con respecto a sus clientes, de forma que existan el suficiente conocimiento, prudencia y confianza por ambos lados como para que no se produzcan interacciones comerciales molestas, insatisfactorias o simplemente inútiles

Definición de Intimidad Comercial.

“Personalización” Javier G. Recuenco, Jerónimo Sánchez de Toro, Javier Salutregui, Diego Blanco, Pearson Financial Times 2004

Como decía George Bernard Shaw, “I often quote myself. It adds spice to my conversation”


4 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Fall from Grace

Mis amigos de El Confidencial se marcan este artículo sobre la inquietante presencia de Google sobrevolando nuestas cabezas.

Son legendarias las peloteras que tengo con mi amigo Enrique Dans, que es un Google branded, de los que casi todo lo que hace Google le parece maná del cielo y las suspicacias injustificadas y alarmistas.

¡ A jugaaar !

¡ A jugaaar !

Básicamente, y por no introducir demasiadas referencias pesadas, mi postura es parecida a esto que le comenté:

No voy a entrar al trapo, Enrique. Pero si “completamente personalizadas”, a tu juicio, significa “condicionadas por todo lo que Google haya podido sniffear, de maneras directas, indirectas, activas, pasivas y circunflejas” tenemos diferentes conceptos de lo que es personalización.

Lo siento, pero hay otra manera de conseguir mejorar . Y eso pasa por conocer los mecanismos que regulan la personalización, de lo que Google tiene un track record impresionante de ignorar olímpicamente.

Porque realmente no hay personalización posible sin dos cosas:

A) Confianza mutua y complicidad

B) Una propuesta de valor para el intercambio positivo de datos

La respuesta a estas dos premisas por parte de Google es pisar más y mejor el pedal del sniff.

Por eso creo que Google va a ser el próximo gran player en tener un tremendo “fall from grace” , siguiendo los pasos de IBM y más recientemente, de Microsoft. Esa gran corporación que crece de la nada, se convierte en una potencial dominadora del mundo y termina siendo vista con suspicacia en el mejor de los casos.

Digan lo que digan los de Prometeus.

Señor Brin, no me indexe si quiere. Alguien llegará a este post de algún modo.

1 comentario

Archivado bajo Players