Nielsen, esa maravilla de la ciencia

He de reconocer que en términos de lanzarme al ruedo, soy el equivalente de esto:

(Música de fondo “I’m easy” de los Commodores)

Y como Gonzalo es un figlio della putanesca, solo tiene que lanzar un twitt como este:

Dudas populares sobre la medición de audiencia televisiva http://ow.ly/5gbay#fb#in : carne para @recuenco y @NikoMunoz

Y allá voy yo como un toro al capote, bufando.

“Dudas populares”, vencedor del tercer concurso de eufemismos mundial. Que cachondo es Gonzalo.

Todo el mundo es perfectamente consciente de que la mayor parte de los mecanismos de medición actuales son, siendo benevolentes, totalmente desfasadas y no aggiornatas. Sin serlo, son tomaduras de pelo del nueve.

No usaré la metáfora del Rey que va desnudo por manida, prefiero usar esta: Os acordáis de Josef Fritzl?

Recordáis a este afable ancianete? Fue detenido por haber encerrado y violado a su hija durante 24 años, se le atribuye la paternidad de siete de los hijos de su hija Elisabeth, que mantuvo encerrada en el sótano con su prole.

Su mujer dijo que “no sabía nada” cuando lo capturaron.

La capacidad del hombre para mirar a otro lado cuando lo que está enfrente de sus narices les incomoda en extremo, es legendaria. Y hay muchísima gente que percibe que su plato de lentejas depende de que no se cuestonen los mecanismos de medición actuales.

Sin embargo, son ellos los primeros en reconocer que como metodología online y para afrontar los nuevos tiempos, no están preparados.

El cabrón de Thomas Baekdal lo resume mucho mejor de lo que yo pudiera hacer en tres vidas:

Nielsen’s new approach to measuring online advertising. http://ow.ly/5hkjd /RT @donbart – in short: We are guessing!

El que la gente se encabrone y amenace con tirar de la manta es algo que ocurre reiteradamente y solamente con el propósito de que la próxima oleada les trate con más cariño en la cocción.

En resumen, es el timo de la estampita versión actualizada. En un entorno Long Tail, personalizado, de consumo hipersegmentado, en un mundo de rayos láser, nuestras actuales técnicas de medición publicitaria son el equivalente de las lanzas y las hondas de los guerreros bárbaros de Boadicea. Sin embargo, hay demasiados estómagos por llenar y pocas alternativas viables a día de hoy.

Gonzalo, como es un crack, le pone una coda fantástica al post, al que yo le pongo la recoda:

La comunicación de masas generaba publicidad de masas, ¿la comunicación en la sociedad red?.

La comunicación de la sociedad red generará publicidad singular.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s